Basta una cebolla, pero con todo el corazón

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Basta una cebolla ¿Conocen ustedes la fábula rusa de la cebolla? Cuentan los viejos cronicones ortodoxos que un día se murió una mujer que no había hecho en toda su vida otra cosa que odiar a cuantos la rodeaban. Y que su pobre ángel de la guarda estaba consternado porque los demonios, sin esperar siquiera…
Leer anécdota


Bob Dylan: de Judío a Cristiano, pasando por el Rock

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Jesús me dio unos golpes en el hombro; me dijo: “Bob ¿por que te resistes a mi?”. Yo dije: “no me estoy resistiendo”. Entonces me dijo; “¿Vas a seguirme?”. Yo dije; “Bueno, no lo había pensado”. (Bob Dylan al público en un concierto de Mayo de 1980) BOB DYLAN SOLID ROCK-ROCA FIRME La respuesta no…
Leer anécdota


La oración del sacrificio

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

«Señor: Dame una buena digestión y naturalmente alguna cosa que digerir. Dame la salud del cuerpo con el buen humor necesario para mantenerla. Dame un alma sana, Señor, que tenga siempre ante los ojos lo que es bueno y puro, de manera que frente al pecado no me escandalice, sino que sepa encontrar la forma…
Leer anécdota


HUIR DE LA TENTACIÓN, punto central para conservar la pureza de corazón

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Cómo vencer las tentaciones de impureza? EJEMPLO DE ALGUNOS SANTOS DE COMO VENCIERON LAS TENTACIONES CONTRA LA FORNICACION. Estaban una vez reunidos fray Gil, fray Simón de Asís, fray Rufino y fray Junípero. Hablaban de Dios y de la salvación del alma, y dijo fray Gil a los demás:   — ¿Cómo hacéis vosotros con…
Leer anécdota


Confía, Dios te ayuda

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La confianza trae de la mano la fe.¡Qué paz cuando hay confianza!El pecado del hombre de hoy es la desconfianza. El hombre desconfía de su Dios: de la Iglesia, del Evangelio, de las instituciones que Dios le ofrece para su salvación. Te pongo todos los medios ¿qué más quieres, Mari-Geles?Estaba un hombre en mitad del océano…
Leer anécdota