HISTORIA DE UN POBRE BURRO


 HISTORIA DE UN POBRE BURRO 

 Kenny, un muchacho de la ciudad, le compró un
burro a un viejo campesino por 100 dólares.

El anciano
acordó entregarle el animal al día siguiente.

Pero, al día
siguiente… 

 
El
campesino
: Lo siento, pero tengo malas noticias, el burro se ha muerto. 
 
Kenny: Bueno, entonces devuélvame mi
dinero.
 

El
campesino
: No puedo, ya
me lo he gastado.


   Kenny: No importa, entrégueme el burro.


   El
campesino
: ¿Y para qué?
¿Qué vas a hacer con él?


   Kenny: Lo voy a rifar. 

   El
campesino
: ¡Estás loco!
¿Cómo vas a rifar un burro muerto?

    Kenny: Es que no le voy a decir a nadie
que está muerto.



CONTINÚA….

Un mes después de este suceso, el campesino encontró nuevamente a Kenny, y…



El campesino¿Qué pasó con el burro?

Kenny: Lo rifé. Vendí 500 papeletas a dos dólares cada una y gané 998 dólares.

El campesino¿Y nadie se quejó?


Kenny: Sólo el ganador, a él le devolví sus 2 dólares.
Kenny creció, y cuando fue mayor pasó a ocupar la dirección de la compañía ENRON (O de La Banca, con la estafa de las preferentes…).