“Aunque todo el mundo se hunda, aunque todo se pierda, aunque todo se agriete… nosotros, no. Si somos fieles, tendremos la fortaleza del que es humilde, porque vive identificado con Cristo. Hijos, somos lo ; lo demás es transeúnte. ¡No pasa nada!”

San