Ciudad del Vaticano, 23 de septiembre de 2015 (Vis).-Con la llegada, diez minutos antes de lo previsto (15,49 hora local, 21,50 hora de Roma) a la base aérea de Andrews en Washington D.C., el Papa comenzó ayer la segunda parte de su viaje apostólico. A lo largo de sus seis días en Estados Unidos, encontrará al Presidente Barack Obama, al episcopado estadounidense, canonizará a Fray Junípero Serra, hablará -será el primer Pontífice a hacerlo- ante el Congreso, encontrará a las personas sin techo y en Nueva York pronunciará un discurso en la ONU, participará en un encuentro interreligioso en Ground Zero y encontrará a los emigrantes. La última etapa será Filadelfia donde intervendrá en un encuentro para la libertad religiosa, visitará a los presos de un penitenciario y presidirá la misa en el Encuentro Mundial de las Familias.
A su llegada a Estados Unidos el Santo Padre fue recibido por el Presidente Barack Obama a quien acompañaba la first lady, Michelle Obama ,y sus dos hijas. Entre las autoridades civiles estaban también presentes el alcalde del distrito de Columbia y los gobernadores de Maryland y Virginia. Junto a ellos el nuncio apostólico en Estados Unidos, arzobispo Carlo Maria Viganò y el arzobispo de Washington, cardenal Donald Wuerl.
El Papa y el Presidente, junto con la First Lady, departieron unos minutos en privado en una salita del aeropuerto y acabado el coloquio Francisco se trasladó en automóvil a la nunciatura apostólica en Washington donde pernoctó.

Esta tarde (9.15 hora local, 15.15 hora de Roma) tendrá lugar la ceremonia de bienvenida en la Casa Blanca en cuyo parque el Santo Padre pronunciará su primer discurso en Estados Unidos. Después se reunirá en privado con el Presidente Obama y posteriormente encontrará a los obispos estadounidenses en la catedral de San Mateo Apóstol. Más tarde celebrará la misa de canonización de Fray Junípero Serra en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción. Francisco concluirá su jornada con la visita al Seminario San Juan Pablo II.