Un médico rural agradece así la entrega de un prestigioso premio:

Majestades, autoridades y amigos, como los antiguos médicos rurales que hemos conocido y que de forma ancestral hacían de todo, yo que soy el médico de Brihuega, médico de «Manu» y sobre todo su amigo, tengo el encargo de poner en mi boca las palabras que me ha encargado este buen periodista Manuel Leguineche Bollar, para todos «Manu».
Saco una nota y leo: «Agradezco sinceramente este prestigioso premio, que me habéis concedido, quiero ver en ello la recompensa a tantos años de esfuerzo en un trabajo donde no siempre las cosas resultan fáciles, pero las dificultades aumentan la satisfación cuando se alcanzan los objetivos; así pues, desde mi retiro en el bonito pueblo alcarreño de Brihuega hago votos porque esta profesión, mi profesión, vuestra profesión, siga el camino de la verdad».

PENSAMIENTO DE RECTITUD Y HONOR A LA VERDAD, EXTRAÍDO DE AQUÍ