“Vosotros sois los que habéis permanecido junto a mí en mis ”.

(Luc 22, 28)