Se cuenta que le preguntaron a :

  • ¿Cuánta gente trabaja en el Vaticano?

Y que él contestó:

  • Aproximadamente la mitad.