Soñé que me en la en Roma, dentro de un nicho allá a gran altura, debajo de una cornisa y más arriba del sitio donde está la famosa estatua de San Pedro y por encima del retrato del Papa Pío IX.

No sabia como había ido a parar allá y no encontraba cómo bajarme de altura. Miré a mi alrededor para ver si había modo de bajarme, pero no vi nada que me ayudara. Llamé, grité, pero nadie respondió. Por fin, lleno de susto y de … me desperté.

Explicación: Si en aquel tiempo alguno hubiera dicho que esto era una , un anuncia del futuro, la gente se habría reído. Pero 50 años después, el Papa Pío XI ordenó al gran escultor Canónica que hiciera una imagen de y la mandó colocar allí precisamente en ese nicho, encima de donde está la estatua de San Pedro y un poco más arriba del mosaico que el retrato del Papa Pío IX. Y allá está Don Bosco, subido sin que él haya sabido cómo.