(291-304) fue una virgen romana, que sufrió el martirio, durante la de . Su vida se cuenta en las Actas. Fue encerrada en un prostíbulo, donde según la leyenda su santidad se confirmó. Es venerada como una de las grandes de la historia de la Iglesia, y su fiesta se celebra el 21 de enero.