Juana (en griego : Ἰωάννα γυνὴ Χουζᾶ ) es una mujer mencionada en los evangelios que fue sanada por Jesús de Nazareth y luego lo apoyó a él y a sus en sus viajes, una de las mujeres registradas en el de Lucas como a Jesús y los doce en Lucas 8: 2–3 y un testigo de la de Jesús en Lucas 24:10. Era la esposa de Cusa, quien administraba la casa de Herodes Antipas , el gobernante de Galilea, por lo que se supone que varios de los acontecimientos sucedidos en la corte herodiana (como el martirio de San ), fueron narrados a Lucas de primera mano por Juana.​ Incluso una piadosa tradición supone que fue Juana quien recogió en secreto la cabeza del Bautista para su , después de que Herodías la desechara.

Aunque no se menciona por su nombre, Juana probablemente se cuenta como una de las mujeres que se unieron a los discípulos y a María, madre de Jesús en el o aposento alto en oración, entre el grupo de 120 que eligió a Matias para llenar la vacante que dejó Judas Iscariote, según Hechos 1: 14. y quizás estar presente en el Día de .

Es venerada como santa en las tradiciones y luterana (3 de agosto), ortodoxa (tercer domingo de Pascua) y (24 de mayo en la Iglesia latina y tercer domingo de Pascua en las Iglesias católicas orientales).