“Yo me alegré y me entristecí, las dos cosas a la vez; con me sucedía esto de alegrarme y entristecerme al mismo tiempo, sintiéndome más bien triste que tristemente alegre, que es mucho más estúpido y desairado”.

(Camilo José Cela, “La rosa”: reacción del niño CJC cuando deciden que tiene que irse a Tuy).