Historias que guardo en el corazón

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

La vida en Amauta (Lima-Perú). De cómo Don José me introdujo en el mundo de los cuentos… Era el verano de los noventa y empezaban las vacaciones escolares, seguidas de un sol radiante en el Asentamiento Humano “Amauta” del distrito de Ate-Vitarte, en Lima -Perú. Como todos los días, Don José a quien cariñosamente lo…
Leer anécdota


Compartir

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Madre Teresa de Calcuta En una ocasión, por la tarde, un hombre vino a nuestra casa, para contarnos el caso de una familia hindú de ocho hijos. No habían comido desde hacía ya varios días. Nos pedía que hiciéramos algo por ellos. De modo que tomé algo de arroz y me fui a verlos. Vi…
Leer anécdota


Los ojos, un mundo que llevamos puesto

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Los ojos son la ventana del almaEsos ojitos tristes, esos ojos traviesos, esos ojos que hablan por la calle, sin decir más con la boca… Son un mundo los ojos… Una lámpara, una luz que nos llevan al fondo del ser…Hablan y se abren como platos, cuando la niña escucha interesada la historia que le…
Leer anécdota


El sueño de María

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

“Tuve un sueño José. No lo pude comprender, realmente no, pero creo que se trataba del nacimiento de Nuestro Hijo. Creo que sí era acerca de eso. La gente estaba haciendo los preparativos con seis semanas de anticipación. Decoraban las casas y compraban ropa nueva. Salían de compras muchas veces y adquirían elaborados regalos. Era…
Leer anécdota


PARA COMPARTIR HACE FALTA UNA LUZ ESPECIAL

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

PARA AMAR HAY QUE TENER EL VALOR DE COMPARTIR  En una ocasión, por la tarde, un hombre vino a nuestra casa, para contarnos el caso de una familia hindú de ocho hijos.  No habían comido desde hacía ya varios días.  Nos pedía que hiciéramos algo por ellos.  De modo que tomé algo de arroz y…
Leer anécdota


Para amar hay que tener el valor de compartir

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

En una ocasión, por la tarde, un hombre vino a nuestra casa, para contarnos el caso de una familia hindú de ocho hijos. No habían comido desde hacía ya varios días. Nos pedía que hiciéramos algo por ellos. De modo que tomé algo de arroz y me fui a verlos. Vi cómo brillaban los ojos…
Leer anécdota


Sigo a mi Señor

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

FIDELIDAD.- YO SIGO A MI REY   Un poderoso sultán viajaba por el desierto, seguido de una larga caravana, que transportaba una pesada carga de riqueza en oro y objetos preciosos A mitad de camino, cercado por el fuego de los arenales, un camello, extenuado, cayó no levantarse. El arca que transportaba sobre sus espal­das,…
Leer anécdota