El Rey te espera

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (20 votos, media: 4,45 de 5)
Cargando…

Había una vez un rey que tenía un gran castillo en medio de la ciudad de Runipelops. Al pie de las almenas del castillo estaba la escuela del reino a la que iban todos los niños del reino. Al acabar la escuela todos los nenes iban al interior del castillo a disfrutar de sus instalaciones….
Leer más


un viaje diferente

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

El relato me sucedió hace bastantes años. Su moraleja, para el revisor: nunca te fíes de las apariencias; para el público en general (tú y yo) guarda la calma y las apariencias…Pulsa en leer más… Yendo en el tren de cercanías entre Madrid y una ciudad limitrofe, ocurrió que yo viajaba sin billete. Excusa: llegué corriendo…
Leer más


La mujer más gorrona del mundo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando…

Todos nos hemos encontrado con la figura del “gorrón”: un personaje que nunca encuentra el dinero a la hora de pagar (en su versión menos light, un hombre que siempre consume y ni siquiera hace ademán de interés en pagar). He aquí la historia REAL de una mujer que andaba lejos de ofrecerse a pagar…
Leer más


La piedra de la sopa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 3,40 de 5)
Cargando…

LA PIEDRA DE HACER SOPACuando se siembra unidad, concordia, altruismo y grandes ideales, hay alegría. En un ambiente cargado de personas centradas en sí mismas, en sus propios problemas, hay pronto roces y surgen los malentendidos, disputas, y obstáculos de convivencia. Huimos de nuestros problemas (surgidos o creados por nosotros mismos) concentrándonos en nuestro egoísmo; la misma situación, trasladada…
Leer más


Las decisiones no pueden depender de las fases de la luna

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Lucha por el equilibrio personal Madurez, estabilidad de ánimo, fortaleza ante los altibajos de carácter, autocontrol, toma de decisiones después de una meditación profunda y si se puede, después de contrastarlas con una persona de nuestra entera confianza. (Suerte si tienes una así…) Obtener historia que sigue… ESTRATEGIAS INSÓLITAS Invertir según las fases de la…
Leer más


La muñeca y la rosa blanca

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando…

De prisa, entré en los grandes almacenes a comprar unos regalos de navidad a última hora. Miré a mi alrededor toda la gente que allí había y me molesté un poco. ‘Estaré aquí una eternidad; con tanto que tengo que hacer’ pensé. La Navidad se había convertido ya casi en una molestia. Estaba deseando dormirme…
Leer más


No bajar la guardia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, media: 4,93 de 5)
Cargando…

Vigilancia siempre No hay que relajarse: siempre acecha el peligro, y salta cuando uno menos se lo espera. Hay toda una farmacopea para eso: en el plano social, los más próximos deberían poder corregirnos (una vez que les hayamos enseñado cómo); en el plano espiritual, a través del examen de conciencia; en el religioso, a…
Leer más


El bien es silencioso; el mal hace ruido

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso¿Sabías que en España, de una población de 40 millones de habitantes, cada fin de semana van a Misa más de seis millones de personas? Son más que el doble de gente que se personan en un campo de fútbol… pero no se notan… ni hacen ruido. Ah, el fútbol es excelente (como…
Leer más


Dios llama, también hoy, en primera persona: cuatro historias

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

No te lo pierdas. Son historias de la calle: un dirigente sindicalista de Madrid, un estudiante de 2º de Bachillerato, vocación en el matrimonio, y la historia de Tomás. Son historias que pasan hoy también pero que la tele no airea, por que no interesan. Sólo las saben aquéllos a quienes conceirnen. Y, ahora, a ti y a mí… (continúa más abajo) 1. Un joven dirigente sindicalista de Madrid, llamado…
Leer más


Más:
Otra forma de leer consiste en deslizar a la izquierda para ir a lo más reciente o deslizar a la derecha para ir a lo más antiguo.