Una mala noche, una mala decisión y ¡zas!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Perder el carné de un sorbo Una borrachera nocturna da al traste con todos los meses de preparación y exámenes para obtener el permiso de conducir. Sigue… Pierde 116 puntos de su permiso de conducir en una noche Un hombre de 20 años de la localidad italiana de Bolzano (al norte) ha batido el récord de…
Leer anécdota


Ocho regalos gratis para quedar como el Tato

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Mi jefe es una persona verdaderamente amable: todo un caballero. El otro día me volvió a recordar que no cuesta nada ser educado: pasó una señora y simplemente le dijo: – Qué bien conjuntado el verde (llevaba un jersey verde). No veas la cara de satisfacción de la interpelada.Continúa la anécdota con un consejo múltiple……
Leer anécdota


Valemos tanto, cuanto más nos valoran

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

“Pon amor donde no hay amor y sacarás amor” San Agustín de Hipona. Aprendamos a formar, a esculpir, a extraer el mejor yo de los demás. Continúa la anécdota con la metáfora de las nueve vacas… Las nueve vacas. Dos amigos marineros viajaban en un buque carguero por todo el mundo, y andaban todo el tiempo…
Leer anécdota


Las nueve vacas (Valorar a los que formamos)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Proponemos un principio o hipótesis de trabajo: Cuanto más se valora a la persona, cuanto más se espera de una persona más motivada se encuentra, más esfuerzo pone por alcanzar la meta.Sentirse valorados y queridos da un impulso inconmensurable en la labor de la formación.Se lo decía Quique a su madre, Araceli: – “X” (el monitor) me…
Leer anécdota


El ruiseñor y la rosa (Sacrificio oculto)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

El sacrificio es bello, hermoso para el que lo puede apreciar. Hoy ofrecemos una historia de renuncia que no es apreciada, pero no por eso deja de ser bonita aunque triste. Es el cuento antológico de Óscar Wilde del Ruiseñor y la rosa… El ruiseñor y la rosa / Oscar Wilde -Dijo que bailaría conmigo…
Leer anécdota


El comensal que no podía parar de comer

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

“Acostúmbrate a decir que no.” (Camino, 5 S. Josemaría EdB). No es fácil saber nuestros límites; no es fácil parar. Hace falta una gran fortaleza para decir que no: una fortaleza cada vez mayor en la medida que te aproximas a las zonas templadas (sic. en España al Mediterráneo). Ved el ejemplo gráfico. El héroe…
Leer anécdota


REGALOS QUE NO CUESTAN

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA:  Si no distingues una bombilla de un enchufe, no seas electricista. Si no sabes los mandamientos, no seas inventor de religiones.  REGALOS QUE NO CUESTAN  El regalo de Escuchar. Pero realmente escuchar, sin interrumpir, bostezar, o criticar. Solo escuchar.  El regalo del Cariño. Ser generoso estas pequeñas acciones demuestran el cariño…
Leer anécdota


O todos o ninguno

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: “Quien ama no querría cambiarse en ninguna otra persona, ni mejor ni peor. Quien no puede humillarse ante sí y ante su amada, no ama” (S. Kierkegaard) O todos o ninguno.  Un niño de unos nueve años, un domingo recuerda a su padre que hay que ir a misa.  – Hoy…
Leer anécdota