El camino de la es decir si a Dios.