Ni todo seco ni todo mojado


Se cuenta que alguien le dijo a Jacinto Benavente:

 -Usted, don Jacinto, siempre habla bien de Valle-Inclán y en cambio él siempre habla mal de usted. 
-Tal vez los dos estemos equivocados -contestó Benavente.