Santa (1905-1938). Canonizada por San Juan Pablo II el 30 de abril de 2000. Apóstol de la Divina Misericordia. Su fiesta es el 5 de octubre.

Textos célebres de la Santa:

El amor no conoce temor. No tiene miedo de nadie; alcanza a Dios y se sumerge en Él como su único tesoro. El querubín con la espada de fuego que vigila el Paraíso no tiene poder sobre él.Oh, puro amor de Dios, qué inmenso e incomparable eres.Oh, si las almas conocieran Tu fuerza.

Hija Mía, medita frecuentemente sobre Mis sufrimientos que padecí por ti y nada de lo que tú sufres por Mí te parecerá grande. Me agrada más cuando contemplas Mi dolorosa Pasión; une tus pequeños sufrimientos a Mi dolorosa Pasión para que adquieran valor infinito ante Mi Majestad.