Nota informativa sobre la audiencia del Santo Padre al Presidente de la República de Cuba

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ciudad del Vaticano, 10 de mayo 2015 (VIS).-Esta mañana el Santo Padre ha recibido en audiencia al Presidente de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz. El encuentro ha tenido lugar en el estudio del Papa adyacente al Aula Pablo VI.
A su llegada, a las 9,30, el Presidente fue recibido por el Prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo Georg Gaenswein junto con el Sustituto, el arzobispo Giovanni Angelo Becciu, y el Secretario para las Relaciones con los Estados, el obispo Paul Richard Gallagher. Después, en el estudio, tuvo lugar el encuentro personal con el Papa, que duró más de 50 minutos y fue muy cordial.
El Presidente – como declaró él mismo a los periodistas antes de dejar el Vaticano – dio las gracias al Santo Padre por su activo papel en favor de la mejora de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.También se hizo portavoz de los sentimientos del pueblo cubano que espera y se prepara a la próxima visita del Papa a la isla en septiembre.
A continuación, el Papa y el Presidente se trasladaron a la sala adyacente donde tuvo lugar la presentación de la delegación que acompañaba a Raúl Castro, compuesta por una docena de personalidades, entre ellas el viceprimer ministro, el ministro de Relaciones Exteriores y el Embajador ante la Santa Sede.
El intercambio de regalos fue muy significativo. El Presidente ofreció al Papa una preciosa medalla conmemorativa de la catedral de La Habana y un cuadro de arte contemporáneo, que representa una gran cruz hecha de restos de barcazas naufragadas apilados, en frente de la cual hay un migrante que reza. Su autor, el artista cubano Kcho, que estaba presente, explicó al Pontífice que se había inspirado en su gran esfuerzo por sensibilizar al mundo sobre los problemas de los migrantes y refugiados, a partir de su famoso viaje a Lampedusa. El Papa regaló al presidente su exhortación apostólica ”Evangelii Gaudium” y un gran medallón que representa a San Martín cubriendo al pobre con su capa. El Santo Padre señaló explícitamente que era un regalo que le gustaba mucho hacer , porque recordaba no sólo el compromiso de ayudar y proteger a los pobres, sino también de promover activamente su dignidad.

El Presidente Raúl Castro y la delegación dejaron el Vaticano poco después de las 10:30.
Más anécdotas: