CHISTES PARA TIEMPO DE CRISIS (1)


 Historias graciosas, simpáticas, etc. que
surgen en los diálogos entre amigos, conocidos, al encontrarse en la calle, en
reuniones, etc. 

 1. ¿Qué malito estoy!
¿Qué te pasa?
Debe ser de la gastronomía.
¿De la gastronomía?
Sí, cuando como huevos me ataca al hígado, hoy he comido hígado y llevo una
tarde. 
 Que el Indalecio me ha llamado viejo y jilipollas. 

Pues no tiene razón, aún eres bastante joven. 

  

3. ¿Qué nombre le vas a poner a tu hijo?
Uno que he sacado del credo.
¿Del credo? En el credo no hay ningún nombre propio.
Sí, está, Ignacio.
¿En qué sitio?
En esa parte que dice: … y nació de Santa María Virgen … 

  

4. Antonio, no sabía que tenías trillizos.

Es uno solo, lo que pasa es que es muy nervioso. 

  

5. Pepe, ha fallecido José Pérez y en la
esquela han puesto José con G.
No me extraña, en esos momentos no estarían para jotas.

  

6. Conozco a un médico muy bueno que me
ha quitado las ganas de fumar.
¿Entonces ya no fumas?
Sí, pero sin ganas.

  

7. Manolo, ¿dónde vas con ese saco al
hombro?
Es estiércol.
¿Para qué?
Para las fresas.
¿No estarían mejor con nata?

  

8. Tengo un problema, Juan. Me meo en la
cama y no sé qué hacer.
Debes ir a un urólogo.

¿Qué? ¿Se arregló tú problema?
Oye, ¿dónde me dijiste que fuera?
Al urólogo.
No me acordaba del nombre y fui al psicólogo, pero me ha ido muy bien.
¿Ya no te meas en la cama?
Sí, pero me da igual.

  

9. Paco, ¿qué te pasa que estás tan preocupado?

Que me han regalado un perro nuevo y no veas qué perro. El primer día le ha
mordido el brazo a mi mujer, el segundo día de un coletazo se ha cargado el
armario.
¿De qué raza es el perro?
No sé, le dicen can-codrilo. 

  

10. Manolo, ¿sabes lo que es un pañuelo?
No, el caso es que me suena…

  

11. Oye, Manolo, ¿cuando me vas a
devolver los 6 EUROS que te presté?
Chico, yo te los pedí en voz baja.
Vale, ¿pero cuándo me los vas a devolver?
¿Qué te crees, que soy adivino?
Es que ya hace un año que te los presté.
Pues, invitate a algo para celebrar el aniversario.

  

12. Manolo, ¿tú a quién vas a votar, a la
izquierda o a la derecha?
Pues, a ninguno de los dos, voy a votar a los GUEIS.
¿A los maricones?
Sí, como de todas formas nos van a dar por detrás, por lo menos que lo hagan
profesionales.
  

13. Pepe, ¿qué son esas bolitas negras
que hay por el campo?
Cagadas de oveja.
¿Y esas grandes aplastadas?
Cagadas de vaca.
¿Cuál es el pico más alto de Hungría?
No lo sé.
Vaya, contigo sólo se puede hablar de mierda.

  

14. Manolo, ¿sabes qué diferencia hay
entre capital y trabajo?
¿Cómo voy a saberlo, si no tengo ni de lo uno ni de lo otro. 

  

15. Pepe, estoy escribiendo mis memorias,
ya voy por el 1980.
Pues, a ver si llegas pronto al 93 y me devuelves las 5.000 ptas. que te presté
entonces y aún me debes.

  

 16. Paco, ¿dónde has estado de
vacaciones?
En el lago Titicaca, en Chicago, en el Orinoco, en Cacabelos, en Torino y en
más países europeos.
¿Fuiste solo?
No, fui con mis mejores amigos, Romeo, Toloméo y Simeón.
  

17. Pepe, ¿tú eres rencoroso?
Yo, no, pero el que me la hace lo paga.

  

18. ¿Qué tal las vacaciones por
Norteamérica?
Regular.
¿Por qué?
Por dos cosas que no me han gustado de los norteamericanos.
¿Cuáles?
Que son muy racistas y que hay muchos negros.

  

19. Pepe, me he comprado una paloma por
60.000EUROS.
¿Mensajera?
No te exagero hombre, no te exagero.

 

 20. Pepe, ¿cómo se llama tu novia?
Pili.
Anda, como mi televisor. 

SIGUE

 21. ¿Qué tal tu hijo en el colegio?
Fenomenal. El otro día cuando se enteró de que había aprobado el 1º de PRIMARIA,
de la emoción, se cortó al afeitarse.

  

22. Oye Mariano, que el burro que me
vendiste ayer se me ha muerto.
Qué raro, hace veinte años que lo tenía yo y eso no le había pasado nunca.

  

23. ¿Qué tal te va?
Mal, estoy en el paro, hace diez meses que no cobro el subsidio, a mi mujer la
tengo enferma, no hay forma de ir tirando, estoy agobiado.
¿Y tienes algo a la vista?
Qué, ¿quieres que tenga cataratas también?

  

24. Con el dinero que he ahorrado me
compraré una moto.
Yo me compraré una vaca.
Estarás muy ridículo montando a la vaca cuando quieras hacerla correr.
Más ridículo estarás tú ordeñando a la moto.

 25. ¿Qué pone en ese letrero?
ACEROS DE LLODYO.
Oye, ¿nos hacemos?
  

26. Pepe, ¿tú caballo fuma?
No.
Pues, ve corriendo que debe estar ardiendo el establo.

  

27. Pepe, he ido a un acupuntor que me ha
quitado las ganas de fumar.
¿Y te ha ido bien?
Estupendamente.
¿Ya no fumas?
Sí, pero sin ganas.

  

28. ¡Vaya miedo que pasamos ayer!
¿Qué os pasó?
Mientras merendábamos en el campo, apareció un toro enorme, y si no es por mi
cuñado hubiera ocurrido alguna desgracia.
¿Qué es lo que hizo tu cuñado?
Que le pegó 20 muletazos al toro.
Pero, ¿tu cuñado es torero?
No, pero es cojo. 

  

29. ¡Qué imbécil soy, necesito diez mil
pesetas y no sé a quién pedírselas prestadas!
Menos mal, por un momento pensé que ibas a pedírmelas a mí. 

  

30. Donde mejor se duerme la siesta es en
mi casa de campo.
Ni hablar, tú no conoces mi despacho.