Una explicación «científica» del omnia in bonum (todas las cosas ocurren para nuestro bien)
Algo que puede ser malo es bueno (dependiendo del punto de vista y sin meternos en absurdos reduccionismos relativistas…)

Esa no es la pero explica el principio del Handicap que puede ser resumido en:

«Algo puede ser bueno porque es malo».

Veamos, cómo se come esta , en la siguiente colaboración…

La cola del pavo real

Cada año cientos de personas se congregan en la base del K-2 el segundo pico más alto del mundo. Por lo menos 3 de ellos morirán, y un de 40 sufrirá amputaciones debido al congelamiento.

Pero todos los años la de personas que tratan de subirlo aumenta.

Esa es una de los conductas extrañas, al igual que en la feria de San Sebastián donde los toros cornean a varias personas por año.

Eso puede parecer una estupidez.

Arriesgar la vida de esa manera no parece lógico.

Pero lo es.

También lo es la gacela que se pone a saltar frente al leopardo, en vez de huir rápidamente.

Todas esas cosas las comenzó a explicar a mediados de los años 70 Amotz Zahavi.

Un etólogo (estudia el comportamiento animal) en su momento la teoría del handicap causa mucho revuelo, fue atacada por casi todos. Nadie la quería aceptar. Y en eso ayudó mucho Zahavi, ya que es común que las teorías de comportamiento primero se prueben en un modelo .

Pero el no, solo se baso en sus observaciones y su .

Y por eso nadie lo tomó en serio.

Incluso Dawkins en su libro el gen egoísta afirmó que la teoría del Handicap;

«es enloquecedoramente contradictoria» y afirmó, sin titubear «No creo en su teoría».

En su segundo libro, casi pide disculpas-

Y afirmó que se equivocó.

Él se a estudiar aves en el desierto de israel, y es ahí donde comenzó a desarrollar su teoría. «¿A qué se debe que los polluelos griten cuando sus padres no están?

De esa manera llama la a otros depredadores para que se los coman, ese comportamiento no parezca tener sentido.

El afirmó que en el pichón grita para atraer la atención de sus padres, y que los chantajeaba al gritar de esa manera.

Era como si dijesen «lobo, lobo, ven a comerme.

A mis padres no les importa.

Los niños que lloran hacen lo mismo y es por eso que cuando los niños se escapan corren hacia el peligro, en lugar de alejarse de él.

Cuando nació mi hija, que pensé en eso.

Me imaginé hace unos 150000 años atrás, rodeado de fieras, tratando de sobrevivir y de repente el bebé comenzara a llorar

¿Cómo sobrevivimos?

No lo entendia.

Y por eso le pregunté a mi profesor de evolucionismo.

Saco un libro, y me lo dio. Me dijo; «para la semana que viene quiero un resumen del libro, no menor a 40 »

El libro era de Zahavi y se puede resumir sus pensamientos en una frase

«Algo puede ser bueno porque es malo»

Según Zahavi, el es otro ejemplo del principio del handicap, es un llamado de ayuda que tomamos en proporción al verdadero riesgo de muerte.

Pero algunos biólogos tomaron en serie sus ideas y comenzaron a acumular evidencias a favor de la teoría del Handicap.

Por ejemplo un estudio mostró que los perros salvajes y las hienas evitan a animales que hacen un derroche innecesario de energía, ya que quienes no lo hacen, son presas más fáciles.

Pero lo más importante es que el Alan Grafen demostró mediante un modelo matemático que el principio del handicap tenía sentido en  evolutivos (¡por fin!).

Apenas se a comprender la teoria de Zahavi uno se da cuenta que éste tocó un tema que ya había sido tocado por Darwin en su libro de 1872 «La del hombre», en un aparte el habla acerca de la sexual.

Según esa teoría los cambios genéticos también están influenciados por la capacidad de atraer y lograr acceso a del sexo opuesto.

Como parece confuso. Lo voy a explicar.

La selección natural es que la naturaleza se deshace de las características menos favorables eliminando a los individuos que la .

Por lo menos un ave con una ala más corta que la otra, será presa fácil de los depredadores y sus genes no se esparcirán.

En la mayoría de las especies el apareamiento está controlada por las hembras (también la nuestra, el hombre no «levanta» a la mujer, ellas nos eligen) Pero las hembras a veces se sienten atraídas por un dibujo extraño o llamativo,

Es decir parece elegir a los machos que ellos mismos se ponen en riesgo su probabilidad de supervivencia.

El pavo real es el ejemplo perfecto.

Una cola muy grande significa mayor desgastes de energía para moverla, Y también le impide volar y por lo tanto más vulnerable.

Las hembras son de un pardo opaco, excelente como camuflaje.

Aún así, siempre elegirá al macho con la cola más grande y llamativa.

En el mundo animal está repleto de hembras que se dejan seducir por el estúpido comportamiento llamativo del macho.

La mayoría de los hombres prefieren a las mujeres con senos grandes y pesados, pese a que los pequeños son igualmente eficientes para alimentar al bebé, y para colmo ese peso extra les impide correr con en caso de peligro.

Pero ese es el handicap que pagaron las mujeres ancestrales para mostrar mayor capacidad de nutrir.

¿Cómo se pudieron haberse desarrollado características que van contra los intereses de la supervivencia?

La paradoja de todo esto es que, también se convierte en una herramienta del perdón, porque asumir y aceptar que tenemos ese componente , inscrito en nuestra con tinta indeleble, es permitirnos cometer errores, no sólo por no haber tenido información completa para tomar la decisión, sino también por ser guiados por nuestra naturaleza humana… entonces…

Me equivoqué

a) lo asumo: cierto, ¡metí la pata!

b) me perdono: hay causas que me guiaron a tomar esa decisión.

  • tenía información incompleta y tomé la mejor decisión sobre esa base
  • mi naturaleza humana tiene un componente irracional que debo asumir y aceptar

c) verifico el efecto pareto (en , se denomina así al caso en que una pequeña cantidad es responsable de un efecto desproporcionado: Por ejemplo, el 25% de los consumidores de un determinado mercado son responsables del 75% de las ventas de una compañía. A veces se llama «ley del 80-20») en mis «errores».

d) tomo la , verifico si lo puedo enmendar, aprendo y sigo avanzando.