Entierros
Hay expertos en meter la pata y personas que tienen don de gentes y se desenvuelven en cualquier situación. Qué es lo que no hay que hacer en un funeral:

1. Usar frases hechas.

2. Preguntar quién es el finado.
3. Llevar el tema de la conversación con el pariente. Alargarlo.
4. Hablar de Dios sin conocer el estado interior de las personas.
5. Hablar de planes futuros, como si «aquello» fuera ya algo olvidado.
Más ideas, esta vez razonadas, siguen a esta historia…

Hay cosas correctas y cosas incorrectas que hacer cuando un amigo ha perdido a un ser querido. Lo mas importante, sin embargo, es estar ahí.
Tanta gente no sabe lo que es correcto hacer o decir, entonces no dicen ni hacen nada. El silencio puede interpretarse como indiferencia. Esto puede resultar hiriente para la  persona doliente.

Use su sentido común y tacto. Hágase útil. Pregunte si necesita hacer alguna diligencia – o necesita que lo lleven a alguna parte. Ayúdele a llevar una lista de amigos que han traído comida o enviado flores para poder agradecerles apropiadamente después.

Escuche. Lo mejor que puede hacer es estar presente y escuchar. No trate de encontrar respuestas para una persona que necesita encontrarlas dentro de si.

Sea sincero. hable del corazón. No ofrezca clichés, tales como «las cosas siempre son para bien.» o » Ahora esta en paz.»

No predique. Evite hablar sobre religión a no ser que Ud. sepa que la persona comparte sus creencias. Deje que la persona doliente lleve la conversación, y exhorte a la persona a hablar.

Comparta recuerdos. Diga el nombre de la persona. Hable de los buenos tiempos que pasaron juntos. Repetir incidentes que tienen un poco de humor puede disipar la oscuridad – aun en un funeral.

Manténgase en contacto. Esto requiere tiempo y energía, pero será enormemente apreciado. Siga en contacto con la persona doliente por el primer mes o dos, o mas. Recuerde los aniversarios y feriados que frecuentemente traen de vuelta el dolor. Llame y ofrezca su compañía, o para hacer algo especial, quizás una visita al cementerio. Su amabilidad nunca será olvidada.

AQUI YACE FERNANDO

Aquí yace Fernando Romero.
De joven, gastó su salud para conseguir dinero.
De viejo, gastó su dinero para conseguir salud.
Sin salud y sin Dinero
Aquí yace Fernando Romero