HUMOR EN TIEMPO DE CRISIS (II)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

 30. Donde mejor se duerme la siesta es en mi casa de campo.
Ni hablar, tú no conoces mi despacho.

 
31. ¿Te acuerdas de mi prima Maribel?
¿Qué Maribel?
Aquella que decía que iba a hacer cualquier cosa para conseguir un abrigo de
pieles.
¿Ah, sí?
Pues, ya ha conseguido el abrigo, pero ahora no se lo puede abrochar.
 
32. Vaya fenómeno que es Felipe.
¿Por qué lo dices?
Porque siendo sordomudo se ha casado ya siete veces.
Es que las mata callando.
 
33. Con aquel perro que compraste no te habrán vuelto a robar la casa,
¿verdad?
No, me robaron el perro.
 
34. Pepe, ¡qué hijo más feo tienes!
Es igual, lo quiero para el campo.
 
35. Pepe. ¡qué mal hueles! ¿Es qué no te lavas?
Sí, me lavo todos los días.
Pues entonces, debes ir cambiando el agua.
 
36. Disimulando: Mira la vieja esa, ¡qué bigotes tiene!
Oye, que es mi madre.
Jo, ¡qué bien la quedan! 
 
37. Oye, Pachi, me han dicho que te has comprado 5000 ovejas, 5000 asnos
y 5000 bueyes.
Pues sí, tengo un belén acojonante.
 
38. Quillo, ¿cómo se dice uno en inglés?
Wan.
Anda, como mi hermano.
 
39.Paco,
mira, una piedra preciosa. 

Preciosa, si es un ladrillo.
Pues a mí me gusta. 

 
40. Pero, ¿cómo te has sacado cuatro muelas si sólo te dolía una?
Porque el dentista no tenía cambio de 100EUROS. 
  
41. ¿Por qué estás tan preocupado?
Por que le he confesado a mi mujer que me veo una vez a la semana con el
psiquiatra.
¿Y ella qué te ha dicho?
Nada, ella me ha confesado que se ve con el psiquiatra, con el fontanero, con
el butanero, …
  
42. Paco, déjame CINCO EUROS.
No puedo.
Anda, has un esfuerzo.
Noooooo pueeeeedo.
  
43. ¡Qué alegría, Constantino, me han tocado cien millones de pesetas en
la lotería!
¡Qué bien! Felicidades, Joaquín. ¿Y qué harás con tanto dinero?
Pagar las deudas.
¿Y el resto?
Que esperen.
 
44. Hombre, Antonio, ¿qué tal te va la vida?
Pues, desde que monto en bicicleta todo me va sobre ruedas. 

45. 

Oye,
Pepe, ¿qué hora es? 

Hora de que me pagues lo que me debes.
Chico, no creí que fuese tan temprano. 

47. Mariano, ¿qué llevas en la muñeca?
Una pulsera que quita el dolor reumático.
¿Y te funciona?
No, pero los que me lo preguntan me ayudan a pasar el rato. 

 
48. Pepe, ¿dónde vas?
Al oculista.
¿Qué te pasa?
Que estoy estreñido.
¿Y vas al oculista?
Es que cuando voy al wáter me lloran los ojos. 
 
49. Me he traído de Alemania medio millón de marcos para hacerme una
casa.
¡Jo! ¿Y para qué le vas a poner tantas ventanas?
 

Sigue

50. Mariano, ¿es cierto que eres el mejor en tu ramo? 
No, yo de flores no entiendo nada.

 51. En París me encontré a Fernández con gripe; en Bruselas a González resfriado y en Londres a Pérez acatarrado. 
¡Ya ves, el mundo es un pañuelo!
 52. Pepe, voy a ir a un médico que reduce la boca por 50.000 ptas. 
Llévate 100.000. 

53. Oye Manolo, el Pedro se ha suicidado. 
Pobre chaval, ¿qué le habrá pasado por la cabeza? 
Una bala, una bala. 

54. Mariano, ¿qué tal comiste en el nuevo restaurante? 
Muy mal. 
¿Por qué? 
Porque tenía la silla muy retirada de la mesa.
 55. ¿Adonde vas Manolo? 
A echar esta carta. 
¿Para quién es? 
Para mí. 
¿Y quién la ha escrito? 
Yo mismo. 
¿Pero qué pone? 
Ya te lo diré cuando la reciba. 
56. Paco, estoy preocupado. 
¿Qué te pasa? 
Mi hijo, que sólo hace caso a los tontos. 
¿Quieres que le hable yo?
57. A Pepe no se le puede decir nada. 
¿Tiene mala leche? 
No, es sordo.
58. Pues, ahora me estoy aprendiendo la guía telefónica. 
¿De memoria? 
No, comprendiéndola.
59. Pepe, ¿cómo tienes el valor de aventurarte por el mar, donde han muerto tu padre, tu abuelo y otros antepasados? 
Los tuyos, ¿dónde murieron? 
¡Pues en la cama! 
¿Y tienes el valor de acostarte todas las noches?
60. ¿Por qué bebes la cerveza con paja? 
Le prometí a mi madre que jamás pondría los labios en una copa. 
Más anécdotas: