“Le pido por los imposibles que tengo entre manos”