Sueño o realidad (Navidad, redención, pecado)


Sueño o realidad.

Sueña un poeta una deliciosa escena que tiene lugar en el establo de Belén la noche que Jesús nació:
De repente, entra en el portal una mujer vieja vestida de negro, desgreñada… y va hacia el Niño. La Virgen María tiembla de miedo.
La mujer lleva algo oculto en sus manos. Al llegar al pesebre se postra en tierra. Luego se incorpora . Pone en las manos del Niño lo que ocultaba en las suyas. Se levanta y gira para marcharse.
Cuando María la contempla de frente le parece otra: bella, esbelta, radiante de alegría.
La Virgen mira a las manos de Jesús. Entre sus dedos de niño había una manzana mordida.
La misteriosa visitante era Eva.

Lee el jugoso comentario de esta anécdota…

Jesús viene a la tierra a cargar con el pecado de Adán y Eva y con los pecados de todos nosotros: infinitas “manzanas mordidas”.
Así devuelve –a Eva y a sus hijos- la dignidad y hermosura de los hijos de Dios.

Agustín Filgueiras