Alegres

A cup of tea con aceitunas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Si algo caracteriza al Mediterráneo es la mezcla de culturas. Desde los comienzos de la civilización occidental, por sus aguas han navegado y convivido infinidad de pueblos distintos, de diversas costumbres y religiones. Quizá por eso, aunque algunos se empeñen […]


NADIE PUEDE PRESUMIR EL SUFRIMIENTO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

NADIE PUEDE PRESUMIR EL SUFRIMIENTO Carta abierta al médico de la columna de El País Javier Mª Pérez-Roldán, abogado de familia y padre de una niña con espina bífida, responde al neurocirujano Javier Esparza(24 de julio 2012 El Diario) El País […]


QUE LA LLAMA NO SE APAGUE

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: LOS HOMBRES se ahorcan con los ca­bos sueltos de la vida. VIDA INTERIOR.- AVIVAR LA LLAMA ESPIRITUAL Cuentan que un rey muy rico de la India, tenía fama de ser indiferente a las riquezas materiales y […]


EL CUMPLEAÑOS

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Una tarde de marzo, en un pueblito de los tantos mexicanos, durante la jornada laboral del turno de tarde, mis compañeros y yo recordamos la fecha de cumpleaños de una de nuestras compañeras, decidimos en acuerdo de todos por iniciativa […]


El día que murió el bambú

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,67 de 5)
Cargando…

MI BAMBU AMADO (preciosa metáfora de entrega, sacrificio y respuesta a una llamada) Había una vez, un maravilloso jardín, situado en el centro de un campo.  El dueño acostumbraba pasear por él al sol de mediodía.  Un esbelto bambú era […]


Del infierno al cielo (Caridad)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,20 de 5)
Cargando…

Del infierno al cielo. Se cuenta de un general coreano que, muerto y juzgado, fue destinado al paraíso. Pero cuando llegó ante San Pedro, le vino un deseo y lo expuso: meter las narices, antes, en la puerta del infierno, […]