Odio, rencor manchan al que los siente

Cuenta un relato lo que le sucedió a Paco, un niño de 8 años. Un día, después de clase, entró enfadado en su casa. Su padre, al verlo entrar, lo llamó para hablar. Antes que su padre hablara algo, Paco dijo irritado: “Papá, estoy con  muchísima rabia y enojado con Joaquín”. Su padre, un hombre…
Leer anécdota


Una birra, por capricho

Ante la puerta de una agencia de transportes de Hamburgo (Alemania), dos hombres acababan de cargar un camión, cuya mercancía deberían llevar aquella misma tarde a un almacén de Harburg. La población enclavada al otro lado del río Elba. Konrad Wolnik conducía el camión. De anchas espaldas, alto y robusto, con un genio endiablado y…
Leer anécdota


Criticar me ensucia

Cuenta un relato lo que le sucedió a Paco, un niño de 8 años. Un día, después de clase, entró enojado en su casa. Su padre, al verlo entrar, lo llamó para hablar. Antes que su padre hablara algo, Paco dijo irritado: “Papá, estoy conmuchísima rabia y enojado con Joaquín”. Su padre, un hombre sencillo…
Leer anécdota


Los viejos son desconfiados

A veces se muestra la realidad desnuda, sin esconder nada El pintor griego, Zeuxis presumía ante su rival artístico Parrasio de haber pintado en un cuadro unas uvas tan reales que los pájaros intentaban picotearlas. Parrasio le apostó que era capaz de realizar una pintura más perfecta que aquella. Cuando Zeuxis llegó al estudio de…
Leer anécdota


Basta una cebolla, pero con todo el corazón

Basta una cebolla ¿Conocen ustedes la fábula rusa de la cebolla? Cuentan los viejos cronicones ortodoxos que un día se murió una mujer que no había hecho en toda su vida otra cosa que odiar a cuantos la rodeaban. Y que su pobre ángel de la guarda estaba consternado porque los demonios, sin esperar siquiera…
Leer anécdota


Ponerse en ocasión de hacer el mal es ya hacerlo

¿Pero cómo puede el deseo de conocimiento llevarnos por mal camino? San Agustín cuenta la historia de cómo su amigo Alipio asistió a los juegos de gladiadores en Roma, y estaba decidido a cerrar sus ojos en el momento de la muerte del perdedor. Había decidido que incluso si sus amigos habían traído su cuerpo…
Leer anécdota


A palabras necias…

Era una vez una carrera… de sapos. Los sapos también corren, pero saltando… El objetivo era llegar a lo alto de una gran torre. Había en el lugar una gran multitud. Mucha gente para vibrar y gritar por ellos. Comenzó la competición. Pero como la multitud no creía que pudieran alcanzar la cima de aquella…
Leer anécdota


No es un ladrillo, hombre…

En cierta ocasión, un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena. Iba pensando de esta forma: Si tuviera un coche nuevo, sería feliz. Si tuviera una casa grande, sería feliz. Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz. Si tuviera una mujer perfecta, sería feliz……. De repente se encontró una bolsita llena de piedras. Al…
Leer anécdota