París, 1 de agosto de 1914. En la pensión de Mme. Durieux coinciden jóvenes de todas las naciones, en una mezcla cosmopolita de razas y lenguas, deseosos todos ellos de disfrutar de la febril vitalidad de la Ciudad de la Luz. Pero ese día, todo cambia. Francia empieza a movilizar a sus hombres para la guerra contra Alemania. Los amigos pasan a ser enemigos y el temor a que el avasallador ejército prusiano llegue a las puertas de la ciudad oscurece la vida de estos jóvenes internacionales. Algunos huyen a sus países. Otros dudan. Uno de ellos, Agustí Calvet, firmando bajo el seudónimo de Gaziel, relata en un diario personal la experiencia electrizante y angustiosa del primer mes de la Guerra Mundial, vivida desde aquel rincón, hasta entonces feliz, de París. Casi un siglo después, este apasionante y desgarrador «Diario de un estudiante» vuelve a publicarse en castellano, enriquecido por la primera traducción de la versión definitiva en catalán fijada por el autor poco antes de morir.

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.