El nervio del relato es una crítica demoledora al ‘todo vale’. El gran divorcio es el que se producirá inevitablemente entre el bien y el mal. Este nunca puede evolucionar, con el tiempo, hasta convertirse en bien. Se pone de manifiesto la imposibilidad de casar verdad y mentira.

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.