Manuel García Morente, uno de los filósofos españoles más importantes del siglo XX, relata magistralmente, en una carta enviada a su amigo el P. José María García Lahiguera, «el hecho extraordinario» de su conversión, ocurrida durante su exilio en París en 1937. Un encuentro con la fe perdida que le llevará a ordenarse sacerdote tres años después.

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.