En el siglo XXI, las familias han evolucionado hasta el punto de que los se han convertido en el centro de las mismas. Y dispuestos a «darles todo» y a conseguir unos perfectos, orbitan los hiperpadres o «padreshelicóptero », que ejercen una crianza basada en estar siempre encima de los , anticipándose a sus deseos y resolviéndoles todos sus problemas. Un cóctel con ingredientes como la estimulación precoz, las agendas repletas, la cero a la frustración y los enfrentamientos con los maestros que osen cuestionar las maravillas del niño o la niña. Aunque ejercida con la mejor , la hiperpaternidad se está llevando por delante aspectos tan vitales en el desarrollo de los como la adquisición de autonomía, la capacidad de y el tiempo para jugar. También provoca familias estresadas y niños tan sobreprotegidos que, irónicamente, tienen más miedos que nunca. Con rigor y un punto de , este libro analiza el fenómeno de los hiperpadres y da claves para la práctica del underparenting o la «sana desatención»: relajarse, confiar en los y dejarlos más a su aire.