El autor, luego papa León XIII, aborda la necesidad de esta virtud para la perfección cristiana, y el modo de crecer en ella. Incluye un apéndice con dos cartas de Teresa de Lisieux.

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.