El protagonista de este cuento necesita tener su espacio propio, pero se da cuenta de que estar con los demás también es bueno. Un cuento para primeros lectores que enseña a los niños que hay que saber convivir.

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.