Bolita es suave, regordete, ¡redondito como una pelota! Bolita es muy divertido: sabe rugir como un tigre, aullar como un lobo… ¡y se ríe con todo! Bolita también es bastante perezoso: ¡un dormilón, un remolón, un comodón! No corre muy rápido y a veces parece algo tontorrón. Pero Bolita es más bueno que el pan, blandito como el merengue, ¡dulce como un flan! Le encantan los abrazos y los mimos… ¡Bolita es mi mejor amigo!