«Tengo que reconocer que mi historia es realmente difícil de comprender para los europeos. Comienza en Sarleinsbach, un pueblecito en medio del campo en la región de la Alta-Austria. Transcurre en Linz, una ciudad grande, de no menos de doscientos mil habitantes, en Lahore, la tercera ciudad más grande de Paquistán, y en una escuela coránica… Trata de amor, de fe, de conflictos que surgen cuando se crece en Europa y hay que seguir viviendo como si se estuviera en Paquistán.