En 1914 estalló la Primera Guerra Mundial, y Europa, que se hallaba sumida en un letargo de inocencia eduardiana, se vio obligada a cambiar las mieles de la Belle Époque por los horrores de las trincheras. Tras anunciarse la paz en 1918, Occidente había

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.