Leonardo nació en Turín (Italia) en 1828 y murió en la misma ciudad en 1900. Decide consagrarse a Dios con 17 años después de pasar por una crisis religiosa. Este hermano se entrega a aquellos que no tienen casa o familia, a los que están solos o a los que no conocen a Dios. Primero dirigió el Colegio Artesanitos para chicos pobres y huérfanos y dio vida a la Congregación de San José formada por sacerdotes y laicos. Su espíritu educativo bebe del Amor misericordioso de Dios y vive con los niños y jóvenes como «amigo, hermano y padre». En 1970 fue proclamado santo por el .