La Fiesta de la Divina Misericordia se celebra el domingo siguiente a la Pascua de . Esta fiesta fue propuesta por San Juan Pablo II en el año 2000.

Sor M. Faustina Kowalska (1905-1938), recibió el mensaje de la misericordia de Dios, que pide por la confianza en Dios y la actitud de misericordia hacia el prójimo. Llama a proclamar y orar por la Divina Misericordia para el mundo, incluyendo la práctica de nuevas formas del culto.

La devoción a la Divina Misericordia creció muy después de la beatificación (18 de abril de 1993) y (30 de abril de 2000) de Sor Faustina y también debido a las peregrinaciones del a Lagiewniki (1997 y 2002).

En el año 2000 el Papa Juan Pablo II canonizó a Santa Faustina y durante la ceremonia declaró: “Así pues, es importante que acojamos íntegramente el mensaje que nos transmite la palabra de Dios en este segundo domingo de Pascua, que a partir de ahora en toda la Iglesia se designará con el nombre de ‘’”. (Homilía, 30 de Abril, 2000). Tanto como el Papa Francisco han recomendado esta devoción.