Tras
el exito de la primera edición, el Centro de estudios avanzados de la Pontificia
Universidad Lateranense propone una segunda edición de la Escuela de Alta
Formación en Management Pastoral, esta vez en clave internacional, con
traducción simultánea en inglés y en español. El Curso, que comenzarà el 26 de
Octubre, se llevarà a cabo en efecto en colaboración con la Villanova
University, la mayor y más antigua Universidad Católica de Pennsylvania, fundada
en 1842 por la Orden de san Agustín. 

Los estudiantes de la Escuela Internacional
de Management tendrán la oportunidad de transcurrir una semana de Summer School
en la Universidad de Villanova, en contacto con experiencias significativas de
la Iglesia en Pennsylvania y en la Diócesis de Nueva York. Algunos profesores
estadounidenses de del Master en Church Management impartirán a Roma lecciones
para aumentar las habilidades de las personas que tienen o tendrán en la Iglesia
una responsabilidad de gobierno y de comunicaciones
estrategicas.

Il
Management Pastoral es un área internacional de investigación inédita que tiene
como objetivo apoyar la acción misionera de la Iglesia con indicaciones
provenientes de las ciencias humanas en ambitos como la leaderschip, las
dinámicas comunitarias, la recuperación y el manejo trasparente de los recursos
económicos, la organización No lucrativa, la comunicación y la gestión de la
crisis. 

Como afirma el Director de la Escuela Giulio Carpi: «No basta querer
hacer el bien, se necesita aprender hacerlo». Obviamente, no es nuestra
intención mundanizar la misión de la Iglesia, sino que, por el contrario,
sostenerla con la luz de la razón y de la investigación. 

La Escuela de Alta
Formación en Management Pastoral ha sido fuertemente anhelada por el Director de
la PUL Monseñor Enrico dal Covolo, quien explica que «Muchos jóvenes sacerdotes
son generosos, espiritualmente solidos y con tanta pasión, más no enfrentan
situaciones problematicas relacionadas con su liderazgo: una comunidad que no
responde o que vive muy fuertes conflictos internos, demasiada creatividad
pastoral y escarsos recursos economicos para realizarla, el esfuerzo para
motivar a los cristianos del ‘Siempre se ha hecho así’. Guardemos la vida de los
grandes cristianos de la Caridad que constelarón la historia de la Iglesia,
desde Don Bosco a la Madre Teresa. Su amor por los pobres se encarnó en una
intraprendenza e ingenio de crear envidia a grandes como Silicon Valley. Don
Bosco fue incluso llamado el ‘Empresario de Dios’. Entiendo la expresión ‘Iglesia pobre para los pobres’ en este modo: todo aquello que la Iglesia es,
tiene y hace, toma exclusivamente en consideración la felicidad de los más
desafortunados de todo tipo».

Para
obtener más información, visita la pagina web www.pul.it
o bien, escribir a management.pastorale@pul.it