El carácter de una persona puede hacer cambiar muchas cosas


La determinación de Francisco Pizarro

Es el carácter como la piedra preciosa dentro de la roca. Cuando se muestra, se pule, se acrisola: brilla.

¿Qué puede hacer cambiar tanto a un hombre?

ANTES:

Pizarro cuidaba los cerdos de su padre en una estancia de Trujillo (Extremadura). También se entendía con la hija del dueño del cortijo vecino.

Ocurrió una peste porcina y que algunos cerdos de la niña habían muerto.

Los hermanos de ésta echaron la culpa al mozo Pizarro.

Éste, que ya había visto morir a algún cerdo propio, se vio perseguido por los hermanos vecinos y por su mismo padre.

Así que huyo a otras tierras adonde probar fortuna. Anduvo buscándola seis años.

Nunca aprendió a leer.

Estando así las cosas no podía volver a su casa.

A los quince años se alistó con los tercios españoles

DESPUÉS

A los veinte fue a Sevilla y se embarcó para América.

Pizarro a los 43 años ya era Adelantado.

(Adelantado= alto dignatario español que por mandato expreso del Rey -y pagado por él- lleva a cabo una empresa pública).

Y a los años, exploró, invadió y conquistó al pueblo Inca con un puñadito de hombres, mucho carácter y mucha suerte.

Y mantuvo al Rey Atahualpa ocho meses en la Torre de la Serpiente.

Se hicieron amigos, aunque el Inca no entendía cómo Pizarro no sabía leer.

Pizarro aprendió de Atahualpa a jugar al ajedrez.

Y Pizarro se casó con Ana, una hija de Atahualpa.

Cuando un ejército de 50.000 guerreros comenzó a marchar para liberar a Atahualpa Pizarro no vio otra manera de sobrevivir que matar a su suegro.

Luego hizo al hermano de Atahualpa Emperador.

Cómo murió, no se cuenta; aunque se sabe.

Pizarro, por su carácter, será siempre recordado como el Conquistador Del Perú.