Curso de Retiro

       Uno
va a un curso de retiro, lo hace muy bien y concreta a fondo sus propósitos,
saca dos: dejar de beber y llevarle unas flores a su mujer.

       
Poniéndolos en práctica inmediatamente, cuando se dirige a su casa pasa
por una floristería y se presenta ante su mujer con un hermoso ramo de flores,
y ella comenta:

       
-¿Cómo, ya has vuelto a beber?

Comentaba que le entraron unas ganas tremendas de tirar el ramo y empinar el codo. Pero que se acordó de sus propósitos y fue capaz de poner buena cara y explicarse…

   

 

 

    (propósitos concretos y pertinentes, para eso examen, contrición, confesión integral, hablar mucho con Dios…)