Narración del milagro de una curación de esterilidad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

No podía tener más hijos Embarazo natural en una mujer estéril (abril de 1988) Son relativamente frecuentes en el Antiguo Testamento los relatos de mujeres estériles que consiguen de Dios el milagro de la concepción y nacimiento de un hijo, gracias a su oración confiada y llena de fe, que a veces se prolongaba durante…
Leer anécdota


La Cuaresma, oportunidad para entrenar el espíritu

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Aquel monje mayor que vivía en desierto salía a pedir en las horas de más calor. Su cuerpo enjuto aguantaba bien el calor, pero en ocasiones debía meterse una pequeña chinita en su boca para que no se le pegara la lengua. Al atardecer pasaba por una fuente cristalina y fresca y ofrecía a Dios…
Leer anécdota


Termómetro de la verdad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

El Rey, soltero todavía, decidió casarse.Publicó un Edicto que se voceó en cada calle, en cada esquina, en cada camino.Llamaba a Palacio a todas las Doncellas, en edad de merecer, de 18 a 28 años. Hubo una riada de solicitadoras. Muchas pensaban en una vida regalada, de palacio. Eran pocas las que suspiraban por el…
Leer anécdota


BUSCA TU SUERTE

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

SUERTE.- BUSCA TU SUERTE           Hasta de un pedazo de palo puedes hallar tu suerte…             Había una vez un pobre hombre que nació pobre, creció pobre y era aún pobre cuando se casó. Era tornero de oficio. Esto es, hacía mangos y anillos para los paraguas y sombrillas. Ponía un pedazo de madera en…
Leer anécdota


Sembrar sin ver el fruto

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

El hombre que plantaba árboles En 1913 tuve la oportunidad de hacer un largo recorrido a pie por los parajes montañosos de la antigua región donde los Alpes penetran en Provenza. Eran tierras desérticas, toda la tierra aparecía estéril y opaca. Nada crecía allí salvo alguna pobre vegetación silvestre. Sólo encontré sequedad y una aldea…
Leer anécdota


LA ISLA Y LA FE

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: PUEDE QUE  todo se resuelva feliz­mente, pero se necesita mucho tem­ple para esperar a ver qué ocurre. VIDA ETERNA.- PENSAD EN LA VIDA ETERNA “Hubo una vez un país en el que imperaban estas costumbres: Cada diez años se elegía un rey. Este era durante diez años Rey y Señor en…
Leer anécdota


Las manos llenas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: “Nadie puede ser esclavo de su identidad: cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar”. (Elliot Gould)  Las manos llenas.  Una preciosa anécdota DE MÉRITOS que se refiere diferentes maneras, aunque la consoladora idea de fondo es siempre la misma.  Una joven de veinte años se está muriendo después de…
Leer anécdota


El labrador y el árbol

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

En el campo de un labriego había un árbol estéril que únicamente servía de refugio a los gorriones y a las cigarras ruidosas. El labrador, viendo su esterilidad, se dispuso a abatirlo y descargó contra él su hacha. Suplicáronle los gorriones y las cigarras que no abatiera su asilo, para que en él pudieran cantar…
Leer anécdota