Acuérdate de los pobres

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Elie Wiesel cuenta esta historia en Celebración jasídica. Como se trata de una tradición oral no he creído necesario reproducir exactamente sus palabras, aunque sí he intentado reflejar fielmente su espíritu: En una ocasión un hombre muy rico alardeó ante el rabino Dov-Ver de Mezeritch de la vida austera que llevaba. Tras escucharle durante un…
Leer anécdota


Vivir, ¿para qué?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Qué sentido tiene mi vida: una explicaciónUna pregunta mágica: ¿para qué? La historia del hombre es una historia de amor…El hombre nace del amor de Dios, y Dios es su destino. Poner el fin de la vida en otra cosa, es devaluarnos, empequeñecernos, asfixiarnos… en una palabra: enterrarnos. Continúa con una metáfora… Vivir ¿para qué?…
Leer anécdota


Dos años de la muerte de Juan Pablo II

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

Tributo a Juan Pablo II: el Papa de nuestra generación… El mendigo que confesó a Juan Pablo II Hace un tiempo, en el programa de televisión de la Madre Angélica en Estados Unidos (EWTN), relataron un episodio poco conocido de la vida Juan Pablo II. Un sacerdote norteamericano de la diócesis de Nueva York se disponía a rezar en una…
Leer anécdota


Carta de un padre socialista a su hijo sobre la religión

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,50 de 5)
Cargando…

El socialista Jean Jaurés nació en 1859 en Castres, Francia. Fue diputado por el Partido Obrero Francés en 1889, manteniéndose como parlamentario hasta 1898. Posteriormente fue elegido también en las elecciones de 1902, 1906, 1910 Y 1914. Murió en 1914. En 1904 fundó el periódico L’Humanité. En 1905 consigue unir bajo su liderazgo a los…
Leer anécdota


El león, la zorra y el ciervo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Habiéndose enfermado el león, se tumbó en una cueva, diciéndole a la zorra, a la que estimaba mucho y con quien tenía muy buena amistad: -Si quieres ayudarme a curarme y que siga vivo, seduce con tu astucia al ciervo y tráelo aca, pues estoy antojado de sus carnes. Salió la zorra a cumplir el…
Leer anécdota