Lo que me enseñó una rosa roja

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, promedio: 3,64 de 5)
Cargando…

Aquel día caminaba por la calle. Observé cómo unas nubes oscuras se juntaban en el cielo, y vi luego cómo la lluvia empezó a caer; rápidamente busqué refugio, al mismo tiempo que la suave lluvia se convertía poco a poco en tormenta. Encontré refugio bajo una cornisa, a la entrada de una casa, en el…
Leer anécdota


Sacrificio de cuaresma y no-sacrificio no-de-cuaresma

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, promedio: 3,54 de 5)
Cargando…

La cuaresma nos lleva a privaciones por el bien del alma. A tratar al cuerpo con rigor para que sea el alma el auriga y que no sea éste el que controle. Y hay gente que utiliza el castigo corporal como forma de superar las crisis familiares, llamar la atención, agresión en la escuela, la…
Leer anécdota


Armas de mujer: sentirse admirada

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

El hombre, presa de la voluptuosidad de una mujer. ¿Un hombre en peligro? Aquél en quien una mujer se ha fijado como objetivo. Pobre de aquel hombre víctima de la decisión de una mujer: algunas mujeres acaban casi siempre logrando su objetivo, a pesar de que tengan que destrozar los ideales de toda una vida….
Leer anécdota


La tristeza y la furia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 3,80 de 5)
Cargando…

La amargura está unida al enfadoHabía una vez… un estanque maravilloso. Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente.. Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia….
Leer anécdota


Lo que se esconde detrás de la furia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cuando no aceptamos lo que nos viene (que llamamos voluntad de Dios o, si usted lo prefiere, hado…), entonces nos ponemos tristes.Un cuento de Jorge Bucay nos habla de lo que hay detrás de un momento de furia. En Leer más… LA TRISTEZA Y LA FURIA En un reino encantado donde los hombres nunca pueden…
Leer anécdota


Paciencia, ciencia de santos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

LA PACIENCIA Un hombre de gran reputación, tenía un criado de rostro atroz y carácter imposible. No podía recibir una orden sin ponerse de inmediato hecho una furia, se sentaba de forma grosera a la mesa, servía mal, empujaba a los invitados y dejaba a su patrón sediento. (sigue…) Todas las reprimendas lo dejaban indiferente…
Leer anécdota


18 de Julio: Santa Sinforosa (¡Qué mujer!)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

18 de Julio Sinforosa, la mujer de Getulio, formó con generosidad una familia numerosa, aunque nunca dispuso de carné, ni obtuvo beneficios económicos en los transportes o en los colegios de los hijos. Continúa esta anécdota histórica del valor entereza y fe de una mujer… Bien puede mostrarse como ejemplo de tantas madres cristianas que…
Leer anécdota