Examen de conciencia para la confesión (niños)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

-¿Rezo a Dios al levantarme y al acostarme? ¿Visito a Jesucristo en el oratorio o en la iglesia? ¿Le ofrezco mis ocupaciones? ¿Me propongo mejorar algo cada día? -¿He jurado sin verdad o sin necesidad? ¿He dicho palabras contra Dios, la Virgen o los santos? -¿Voy a Misa todos los domingos y días de precepto?…
Leer anécdota


PARTIR EL ALMA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: SI NO  estás dispuesto a asentarlo por escrito y firmarlo, no lo digas. Partir el alma  Cuenta una escritora cómo le tocó en cierta ocasión presenciar una lamentable pelea callejera entre dos personas.  No se sabía el motivo de aquel espectáculo. Era una refriega fogosa, sin tregua. Brazos, piernas, cabezazos se…
Leer anécdota


CORNUDO Y APALEADO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: EL CUCHILLO más afilado necesita la piedra de amolar; el hombre más sabio, los consejos. El niño es una persona que pasa por nuestra vida y luego desaparece entre los adultos. CORNUDO Y APALEADO  Narciso Serra -escritor madrileño del siglo DIECINUEVE (1830-1877)- dijo un día a un amigo suyo:  -¿Cuántos cornudos…
Leer anécdota


CUANDO A UN INSULTO SE DEVOLVÍA OTRO INGENIOSO (JACINTO BENAVENTE)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: QUIEN Nos dice que no nos incomodemos por pequeñeces, seguro que no ha dormido nunca en un cuarto con un mosquito. CUANDO A UN INSULTO SE DEVOLVÍA OTRO INGENIOSO Se cuenta que un día se encontraron en una acera de Madrid Jacinto Benavente y José María Carretero, más conocido por su…
Leer anécdota


EL BELÉN QUE PUSO DIOS (15)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…

15. La Corona Eres toda hermosa, y no hay en ti mancha. —Huerto cerrado eres, hermana mía, Esposa, huerto cerrado, fuente sellada. Veni: coronaberis. —Ven: serás coro­nada (Cantar de los cantares 4, 7,12 y 8). Si tú y yo hubiéramos tenido poder la hubiéramos hecho también Reina y Señora de todo lo creado (San Josemaría…
Leer anécdota


Más anécdotas:
Otra forma de leer más anécdotas consiste en deslizar a la izquierda para ir a las anécdotas más recientes o deslizar a la derecha para ir a las anécdotas más antiguas.