Sintiendo

La zorra y el espino

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Una zorra saltaba sobre unos montículos, y estuvo de pronto a punto de caerse. Y para evitar la caída,  se agarró a un espino, pero sus púas le hirieron las patas, y sintiendo el dolor que ellas le producían, le […]


LA FUERZA DE LA ROCA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

La roca Un hombre dormía en su cabaña cuando de repente una luz iluminó la habitación y apareció Dios.  El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseñó una gran roca frente a la cabaña.  Le […]


Una millonaria se sacrifica (¡Notición!!!!)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Una historia que ofrecemos a continuación glosa estas palabras de Camino: El Amor… ¡bien vale un amor! Camino 172 Continúa El sacrificio de la señorita millonaria  Una señorita cristiana americana vino a hallarse en posesión de una cuantiosa fortuna que […]


EL JUEGO DE FUTBOL (Padres)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Un muchacho vivía solo con su padre, ambos tenían una relación extraordinaria y muy especial. El joven pertenecía al equipo de fútbol americano de su colegio, usualmente no tenía la oportunidad de jugar, bueno, casi nunca, sin embargo su padre […]


La primera novia o el secuestro de la adolescencia. (Noviazgo, formación)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

La primera novia, llamémosla Belén, según las estadísticas surge a los 13 años aunque oficialmente se anuncia a los 15 (Ver cifras del observatorio familiar*) .  Son momentos maravillosos, en los que la vida se ve de otra manera y el corazón palpita […]


Sentido

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,80 de 5)
Cargando…

Desapareces de mi vista y vuelves a aparecer, andas tras él muy deprisa, y ves que no hay nada más que tu sombra, corres y corres en busca de consuelo. Sin aliento te paras y vuelves a descubrir que no […]