Morir con espectáculo

El martirio ha sido y sigue siendo el querer de Dios para algunos hijos suyos. Algunos, más bien, pocos.Lo que el Señor quiere y espera de la mayor parte de sus hijos cristianos es la fidelidad al deber de cada instante. Más que morir por Dios, se trata de vivir para Dios. “Martirio es el…
Leer anécdota


Es difícil ser como la Madre Teresa de Calcuta

CRISIS DE SANTOSUna pintada desnuda en la pared de una gran ciudad: QUIERO SER SANTA.Ese era el anhelo de la autora de aquel graffitti de Castellón (que aunque no es grande en extensión -140.000 almas-, lo es en la calidad de sus gentes). Pero si no tenemos ejemplos de gente corriente es bien complicado…Montserrat Grases:…
Leer anécdota


La Iglesia es pobre

Un testimonio de pobreza en la Iglesia Por quejarse, por que está más de moda que nunca, mucha gente habla de la Iglesia como de un organismo que se ha aprovechado de la debilidad de aquellos a quienes servía. Son ricos, dicen. Son los mismos que no saben la otra parte de la historia: que…
Leer anécdota


La generosidad de San Felipe Neri

SAN FELIPE NERY.Sacerdote y fundador. 1515 a 1595El santo de la verdadera devoción Mariana y FUNDADOR. ¿Qué caracteriza a este santo? En primer lugar, una rara combinación de piedad alimentada por la espiritualidad de los Padres del Desierto y, en segundo lugar, un ministerio activo entre la juventud abandonada de la ciudad eterna. No podía ver…
Leer anécdota


Lo raro de la vida ordinaria

El heroísmo diario Un muchacho majo, abierto, salado y dicharachero, hablando en una ocasión con el sacerdote del colegio, le decía muy serio:– Lo de ser santo cada día… es muy difícil. Yo lo tengo muy claro: lo mío es el martirio Sigue con un análisis cortito de la anécdota… El martirio ha sido y…
Leer anécdota


El último día (Pobreza)

No ser ambicioso representa dinero; no tener la pasión de comprar es una renta; pero estar contento con lo que se tiene es la riqueza más grande y más segura. Cicerón, Marcus Tullius Cicero (106-43 a. C.); político y escritor latino. Y ahora una anécdota sobre la virtud de la pobreza cristiana… El último día…
Leer anécdota