Una imagen futbolística de la Trinidad

Es una pero son cuatro “El caso de Gran Bretaña es el más asombroso en el tema de la desigualdad de derechos en los Campeonatos Mundiales de Fútbol. Según me explicaron en la infancia, Dios en uno pero es tres: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Nunca pude entenderlo. Y todavía no consigo entender tampoco por…
Leer anécdota


Última voluntad de un banquero

Luis Valls y sus últimas voluntades: “Ni entierro, ni funeral, ni esquelas. Lo que tengo, quemadlo; no vale nada” Adiós al “cardenal” Luis Valls   Trece años atrás, cuando se le descubrió una leucemia, de la que ha sido tratado todos estos años, Luis Valls redactó un escrito con sus últimas voluntades para el momento…
Leer anécdota


Basta de esqueletitos. ¿No hay mujeres normales?

BASTA DE ESQUELETITOSLa obesidad (especialmente la mórbida) es un gran problema. Los americanos no nacieron gordos, se han vuelto obesos. Quizá la respuesta esté en el documental más visto en 2005 en todo el mundo: Supersize Me, en el que se cuentan las tremendas desdichas de un usuario de McDonald’s: se sometió un mes a…
Leer anécdota


Mago de Oz en casa (la que te viene encima)

Música destructiva a saco…La música que oyen los hijos es responsabilidad de ellos, pero esencialmente de sus padres.Hay muchos conjuntos de moda que tienen letras destructivas. Intentemos no ir a por lo peor y, a la vez a por algo que esté en todas las casa, de moda. Mago de Oz.Pongamos una letra de Mago…
Leer anécdota


No todo es como parece

No todo es como parece 1) Si ustedes conocieran a una mujer sifilítica que esta embarazada, que ya tiene ocho hijos, tres de los cuales son sordos, dos son ciegos y uno es retrasado mental, ¿le recomendarían que abortara? Lean la próxima pregunta antes de contestar esta. 2) Es tiempo de elegir a un líder…
Leer anécdota


Ser valiente y dar la cara (testimonio)

El que no llora, no mama: Cristianos perseguidosDos monjas y una laica salían de la Catedral de Valencia. Un borracho las vio pasar y le salió de dentro eso de:– Reprimiiiiidas…La laica se volvió y, sin pararse, le largó:– Y tú, hijo de puta.Estoy seguro de que el señor que se aferraba a su botella…
Leer anécdota