Poema del Renunciamiento

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…

Pasarás por mi vida sin saber que pasaste. Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar, fingiré una sonrisa, como un dulce contraste del dolor de quererte… y jamás lo sabrás. Soñaré con el nácar virginal de tu frente; soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar; soñaré con tus labios desesperadamente; soñaré con…
Leer anécdota


Brindis

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Brindis de Gerardo Diego Debiera ahora deciros:-“Amigos, muchas gracias”, y sentarme, pero sin ripios Permitidme que os lo diga en tono lírico, en verso, sí, pero libre y de capricho. Amigos: dentro de unos días me veré rodeado de chicos, de chicos torpes y listos y dóciles y ariscos, a muchas leguas de este Santander…
Leer anécdota


El Mañana está en la mente de Dios

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

EL MISTERIO DE LOS SANTOS INOCENTES (fragmento) CHARLES PEGUY 1873-1914 No me gusta, dice Dios, el hombre que especula sobre el mañana. No me gusta el que sabe mejor que yo lo que voy a hacer. No me gusta el que sabe lo que haré mañana. No me gusta el que se las da de…
Leer anécdota


Estados de ánimo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

“Estado de animo” Unas veces me siento como pobre colina y otras como montaña de cumbres repetidas… Unas veces me siento como un acantilado y en otras como un cielo azul pero lejano… A veces uno es manantial entre rocas y otras veces un árbol con las últimas hojas… Pero hoy me siento apenas como…
Leer anécdota


¿Cómo he llegado aquí?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Un dia mi espejo me contó… Usted está en la tercera edad!!! Me di un susto… Me miré de nuevo… Percibi entonces… Que por la apariencia externa… No estaba igual. Dura realidad!!… Quedé pensando… ¿Cuándo entré en la tercera edad?… No me acordaba… Entré tan despacito… Que no lo percebí… ¿Cuándo habría sido?… ¿Cabellos blancos?……
Leer anécdota


Cómo te amo, Soneto de Neruda

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

“Soneto XVII” No te amo como si fueras rosa de sal, topacioo flecha de claveles que propagan el fuego:te amo como se aman ciertas cosas oscuras,secretamente, entre la sombra y el alma. Te amo como la planta que no florece y llevadentro de si, escondida, la luz de aquellas flores,y gracias a tu amor vive…
Leer anécdota


No he de callar (Francisco de Quevedo)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Nunca se ha de decir lo que se siente?” (Leer el poema pulsando leer más…) No he de callar (Francisco de Quevedo) “No he de callar por más que con el dedo,ya tocando la boca o ya la frente,silencio avises o amenaces miedo. ¿No ha de haber un espíritu valiente?¿Siempre se ha de sentir lo…
Leer anécdota


Esos ojitos tristes…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Gloria Fuertes, “El monstruo”: Yo estaba en un bar, entró un hombre corriente, se sentó enfrente, le miré distraída pensando en mis cosas, -me espanté- tenía cara de no haber dicho “te quiero” en toda su vida.


Nadie Como Tú (Canción de Presuntos Implicados)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sole Giménez, de Presuntos Implicados, escribió a su hijo este bello poema, que luego pasó a ser una preciosa canción de amor (de madre). La canta, junto a Pancho Céspedes en el cd titulado: Versión Original. El amor nos lleva a darnos; ahí se encuentra la verdadera ternura, tan necesaria hoy. Nadie Como Tú Mi…
Leer anécdota


Mago de Oz en casa (la que te viene encima)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Música destructiva a saco…La música que oyen los hijos es responsabilidad de ellos, pero esencialmente de sus padres.Hay muchos conjuntos de moda que tienen letras destructivas. Intentemos no ir a por lo peor y, a la vez a por algo que esté en todas las casa, de moda. Mago de Oz.Pongamos una letra de Mago…
Leer anécdota


Si…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

SI… (Rudyard kipling) Si puedes tener calma cuando en tu derredor todo el mundo la pierde y a ti te culpa de ello; si cuando de ti dudan puedes tener fe en ti, pero también excusas la desconfianza de otros; si puedes esperar sin cansarte en la espera, o siendo calumniado, no esgrimes la calumnia,…
Leer anécdota


Tú puedes

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

Aunque una y otra vez hayas errado,también erraron cuantos han vencido;cuanto más duro el golpe recibidomás honda la lección que habrá dejado. Tú puedes rescatar, tu sueño hundidocomo al bello tesoro más preciado,así como del barro y sepultadovuelve el loto a elevarse florecido. Si el rumbo que una vez has elegidopalpita como un fuego esperanzado,no…
Leer anécdota


Amor constante más allá de la muerte (Quevedo)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Francisco de Quevedo Aquí tienen un soneto de Quevedo con 3 traducciones. ¿Les ayudan estas traducciones a entender mejor el soneto? Amor constante más allá de la muerte por: Francisco de Quevedo (1580-1645) Cerrar podrá mis ojos la postrera sombra que me llevare el blanco día, y podrá desatar esta alma mía  hora a su…
Leer anécdota


Edad y Juventud

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Poema de Samuel Ulman, que el general MacArthur hizo inscribir en los periódicos murales de su cuartel generalLa Juventud no es un período de la vida, es un estado del espíritu,no es una cuestión de mejillas sonrosadas, labios rojos o rodillas ágiles;es una cuestión de la voluntad, una cualidad de la imaginación,una intensidad emotiva,es el…
Leer anécdota


En paz con la vida

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

En Paz (Amado Nervo, México) Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos, ni pena inmerecida; (sigue en leer más…) En Paz (Amado Nervo, México) Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos,…
Leer anécdota


Cuerpos duros y mentes blandas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

Intérprete: CHENOADisco: CHENOA Cuando Tú Vas Presumiendo que lo sabe todo me dice cosas que no suenan del todo bien está tratando de seducirme entre la marcha y tanto ruido no le oigo bien pelo hacia atrás, sonrisa retorcida intentará abordarme por segunda vez no sé da cuenta que no me interesa que lo que…
Leer anécdota


Tratar con respeto verdadero

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Al entrar en contacto con el interior de los demás (cosa muy común en profesiones como sacerdote, maestro, médico, asistente social, enfermero, sicólogo o siquiatra) uno debe entrar de rodillas… con profundo respeto a la persona, a su dignidad y a su libertad.Pulsa en Leer más… para obtener un precioso poema de Jorge Bucay. QUIERO Quiero…
Leer anécdota


Prefiero vivir engañado a saber que no me quieres

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

SIN QUERER SABER    Y si es cierto que has dejado de quererme… yo te pido, ¡por favor, no me lo digas!   Necesito por hoy y todavía navegar inocente en tus mentiras…   Dormiré sonriendo y muy tranquilo. Me despertaré bien temprano en la mañana. Pulsa Leer más… para continuar Y volveré a hacerme…
Leer anécdota


La Oración de la Maestra

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

 La Oración de la Maestra   ¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo enseñe; que lleve el nombre de maestra, que Tú llevaste por la Tierra. Dame el amor único de mi escuela; que ni la quemadura de la belleza sea capaz de robarle mi ternura de todos los instantes. Maestro, hazme perdurable el fervor y…
Leer anécdota