Vale quien sirve

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Cuatro palabras para servir: “eso lo hago yo“


Refranes y Protocolo – El saber popular aplicado al protocolo (IV)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Rectificar es de sabios.Nada hay tan galante y educado, como reconocer un error o una “metedura de pata”. Tratar de justificar un error, en la mayoría de los casos, solo empeora la situación. No hay nada tan atrevido como la ignorancia.Cuando estamos en una conversación, lo más prudente y educado es no entrar en la…
Leer anécdota


Refranes y Protocolo – El saber popular aplicado al protocolo (V)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

El hombre bien nacido, no niega saludos ni a sus enemigos.Las buenas maneras no deben perderse ni con las personas que no tenemos una buena relación. Menos mantel y más comer.Personas que extreman o cuidan en exceso la etiqueta y el protocolo, y se quedan cortos en otras facetas personales. Secretitos en reunión, es falta…
Leer anécdota


Refranes y Protocolo – El saber popular aplicado al protocolo (VII)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Por las obras, y no por el vestido, es el hombre conocido.No es suficiente vestir ropas caras y elegantes para pasar por un caballero o señora. Hay que demostrarlo actuando como tal. Sería similar el conocido refrán: “El hábito no hace al monje”. En chica casa, gran hombre cabe.Es una falta de educación menospreciar a…
Leer anécdota


Una birra, por capricho

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Ante la puerta de una agencia de transportes de Hamburgo (Alemania), dos hombres acababan de cargar un camión, cuya mercancía deberían llevar aquella misma tarde a un almacén de Harburg. La población enclavada al otro lado del río Elba. Konrad Wolnik conducía el camión. De anchas espaldas, alto y robusto, con un genio endiablado y…
Leer anécdota


Haré católico a mi marido…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

“Mi esposo se convirtió al catolicismo cuando yo aprendí a vivir como católica”. Poco antes de casarme, mi párroco me previno sobre las dificultades que me esperaban con un compañero que no pertenecía a mi credo. -Yo lo haré católico, dije jactanciosamente. -No se puede hacer católico a nadie, hijita mía, -me respondió. Eso es…
Leer anécdota


Carta a un niño mongólico

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Fueron solo unos instantes, los mas amargos de mi vida, pero solo fueron unos segundos. Desde entonces nunca te he negado. Sin embargo, aquel dia mi falta de coraje impidio que, cuando te cogi en brazos, te cubriera de besos. Ocurrio en la fria madrugada del 13 de febrero de 1986. A las seis y…
Leer anécdota


Consejos para pensar y hacer pensar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,40 de 5)
Cargando…

Consejos de don Iñaki Ideas para pensar y hacer pensar – Nadie es más bueno que Dios. – Obrar bien da más felicidad que obrar mal. – ¿Ese pensamiento te hace daño?: quítalo. – ¿Es un enfado muy grande?: es una tentación. – Una palabra mágica: “esfuérzate”. – Un joven se va al seminario. En…
Leer anécdota


Como echar a perder un hijo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 1,80 de 5)
Cargando…

1.- Comience por dar a su hijo durante la infancia todo lo que el quiera; así crecerá con la falsa idea de que todo mundo tiene que servirle 2.- Cuando aprenda malas palabras, celebre “el chiste”; así creerá que es “muy gracioso” y lo estimulara a aprender otras groserías que le sacaran a usted de…
Leer anécdota


Una puerta abierta por el cariño

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El Portal de OroEl amor abre todas las puertasAutor: Historia Sufí En una ciudad nacieron dos hombres, el mismo día, a la misma hora en el mismo lugar. Sus vidas se desarrollaron y cada uno vivió muchas experiencias diferentes. Al final de sus vidas ambos murieron el mismo día, a la misma hora, en el…
Leer anécdota


A palabras necias…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Era una vez una carrera… de sapos. Los sapos también corren, pero saltando… El objetivo era llegar a lo alto de una gran torre. Había en el lugar una gran multitud. Mucha gente para vibrar y gritar por ellos. Comenzó la competición. Pero como la multitud no creía que pudieran alcanzar la cima de aquella…
Leer anécdota


No, hoy no tengo tiempo, hijo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Papá … yo quiero ser como tú Mi hijo nació hace pocos días, llegó a este mundo de una manera normal… Pero yo estaba de viaje … ¡tenía tantos compromisos! Mi hijo aprendió a comer cuando menos lo esperaba, y comenzó a hablar cuando yo no estaba… ¡Cómo crece mi hijo! ¡Cómo pasa el tiempo!…
Leer anécdota


Lo que hizo un niño para parar una pelea

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…

Don Bosco narra en la vida de Domingo Savio, un episodio que es realmente impresionante. Este hecho bastaría por sí solo para inmortalizar la memoria de Domingo. El hecho es el siguiente. Un día, un compañero de clase de, se le acercó y llamándole aparte le dijo: -Mira Domingo, te voy a decir algo grave…
Leer anécdota


La abuelita sabía cómo hacer una mujer…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Mi Querida Nieta: ¡Que rápido pasa el tiempo! Me parece que fue sólo ayer cuando cantaba canciones de cuna para hacerte dormir. Aún recuerdo cuando me buscabas ansiosa para que te contara o leyera algunos cuentos de hadas. Hoy ya eres toda una mujer y tienes tu propio hogar. Ahora eres tú la madre y…
Leer anécdota


Prometer algo que se pueda cumplir

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La leyenda de Sessa Para demostrar a sus contemporáneos que un monarca, por muy poderoso que fuese, no es nada sin sus vasallos, un bramán hindú llamado Sessa inventó un día el juego del ajedrez (hace ya bastantes siglos). Cuando presentaron dicho juego al rey de las Indias, éste quedó tan maravillado por su ingenio…
Leer anécdota


Dale una oportunidad, pidió su madre

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Ocurrió el 24.2.2006 durante una final de baloncesto entre institutos de E.E.U.U. Jason McElwain había hecho todo por su equipo de basket, el Greece Athena High School basketball team: había pasado botellas de agua, manejado las estadísticas del equipo y llevado el contador de tiempo. Todo menos jugar al basket: siempre se sentaba en el…
Leer anécdota


Los Mártires de Sebaste

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

LOS 40 SOLDADOS MARTIRES DE CAPADOCIA, Mártir320 d.C. Ejemplo de fortaleza para los no creyentes.9 de Marzo El año 320 el emperador Licinio publicó un decreto ordenando que los cristianos que no renegaron de su religión serían condenados a muerte.Cuando el gobernador de Sebaste (en Turquía) leyó en público el decreto del emperador, 40 soldados…
Leer anécdota


Última voluntad de un banquero

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, promedio: 3,29 de 5)
Cargando…

Luis Valls y sus últimas voluntades: “Ni entierro, ni funeral, ni esquelas. Lo que tengo, quemadlo; no vale nada” Adiós al “cardenal” Luis Valls   Trece años atrás, cuando se le descubrió una leucemia, de la que ha sido tratado todos estos años, Luis Valls redactó un escrito con sus últimas voluntades para el momento…
Leer anécdota


Cortesía real

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La cortesía del Rey. Podría haber montado un pollo de Guinness. Pero no: somos señores de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras. O como decía el Santo de Barbastro: Verlas venir, dejarlas pasar y saber trigonometría. (Fuente: El Semanal – Autor: Jose Antonio de Urbina). Lee esta anécdota: “Son muchas las veces que ha…
Leer anécdota