Vale quien sirve

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Cuatro palabras para servir: “eso lo hago yo“


Refranes y Protocolo – El saber popular aplicado al protocolo (IV)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

Rectificar es de sabios.Nada hay tan galante y educado, como reconocer un error o una “metedura de pata”. Tratar de justificar un error, en la mayoría de los casos, solo empeora la situación. No hay nada tan atrevido como la ignorancia.Cuando estamos en una conversación, lo más prudente y educado es no entrar en la…
Leer anécdota


Refranes y Protocolo – El saber popular aplicado al protocolo (V)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 3,60 de 5)
Cargando…

El hombre bien nacido, no niega saludos ni a sus enemigos.Las buenas maneras no deben perderse ni con las personas que no tenemos una buena relación. Menos mantel y más comer.Personas que extreman o cuidan en exceso la etiqueta y el protocolo, y se quedan cortos en otras facetas personales. Secretitos en reunión, es falta…
Leer anécdota


Refranes y Protocolo – El saber popular aplicado al protocolo (VII)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,44 de 5)
Cargando…

Por las obras, y no por el vestido, es el hombre conocido.No es suficiente vestir ropas caras y elegantes para pasar por un caballero o señora. Hay que demostrarlo actuando como tal. Sería similar el conocido refrán: “El hábito no hace al monje”. En chica casa, gran hombre cabe.Es una falta de educación menospreciar a…
Leer anécdota


Una birra, por capricho

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Ante la puerta de una agencia de transportes de Hamburgo (Alemania), dos hombres acababan de cargar un camión, cuya mercancía deberían llevar aquella misma tarde a un almacén de Harburg. La población enclavada al otro lado del río Elba. Konrad Wolnik conducía el camión. De anchas espaldas, alto y robusto, con un genio endiablado y…
Leer anécdota


Haré católico a mi marido…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

“Mi esposo se convirtió al catolicismo cuando yo aprendí a vivir como católica”. Poco antes de casarme, mi párroco me previno sobre las dificultades que me esperaban con un compañero que no pertenecía a mi credo. -Yo lo haré católico, dije jactanciosamente. -No se puede hacer católico a nadie, hijita mía, -me respondió. Eso es…
Leer anécdota


Carta a un niño mongólico

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Fueron solo unos instantes, los mas amargos de mi vida, pero solo fueron unos segundos. Desde entonces nunca te he negado. Sin embargo, aquel dia mi falta de coraje impidio que, cuando te cogi en brazos, te cubriera de besos. Ocurrio en la fria madrugada del 13 de febrero de 1986. A las seis y…
Leer anécdota


Consejos para pensar y hacer pensar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Consejos de don Iñaki Ideas para pensar y hacer pensar – Nadie es más bueno que Dios. – Obrar bien da más felicidad que obrar mal. – ¿Ese pensamiento te hace daño?: quítalo. – ¿Es un enfado muy grande?: es una tentación. – Una palabra mágica: “esfuérzate”. – Un joven se va al seminario. En…
Leer anécdota