Los ricos también necesitan atención

 Salía  Sócrates una vez a visitar a un hombre muy rico, y un discípulo le preguntó: 
- Si visitas a los ricos, ¿es que te gusta su riqueza?
   Y Sócrates le contestó: 
- Deduces como un niño que no ha llegado a la edad de la razón. Piensa que también los médicos visitan a los enfermos, y esto no significa que les guste la enfermedad.
   Sócrates vivió del 470 al 401 a. de C., y fue el filósofo más importante de su tiempo. No dejó nada escrito. Todo lo que se sabe de su filosofía se debe a los libros de Platón, su discípulo.

Solo Dios basta

Inquietum est cor nostrum…

Una rica joven de los Estados Unidos
tenia cuanto podía desear: comodidades, hermosura, vestidos, automóviles,
muchos amigos, viajes… Un día, se dirigió en su mejor coche a Adirondacks y,
deteniéndose junto a un precipio, en una cuneta del camino, escribió alli una
nota, que dejó en la carretera, y en su coche se lanzó al abismo. 
La nota
decía: “Lo he probado todo y no encuentro en la vida nada que pueda
interesarme. Dejad que le ponga fin.”